De la teoría del botón a la inteligencia artificial

ESTAMOS INMERSOS EN UNA INFLACIÓN PELIGROSA DE LA TECNOLOGÍA QUE SE ENCUENTRA EN FASE EMERGENTE O ADOLESCENTE.